martes, 25 de julio de 2017

MÁS ESTRELLAS EN EL CIELO





















Ayer volví de Suiza, viaje corto pero intenso que en otro momento compartiré, sobre todo algunas fotos espectaculares.

Anoche, cuando estaba en la cinta de los equipajes en el aeropuerto, recibí un mensaje donde me informaron de que dos de los alumnos del CPEE María Soriano han pasado a formar parte de ese cielo azul ahora y por las noches si os fijáis, podremos ver dos estrellas muy brillantes más.

Acabo de hablar con las dos familias y como siempre me quito el sombrero ante ambas. Aprendo de su fortaleza y sabiduría.

El primero en ser un lucero, llevaba 16 años en nuestro colegio, desde los 3 a los 19, nos ha dejado el día 4 de Julio.

Su madre, Dania, me ha trasmitido muchas emociones y mucha paz tras el hecho tan doloroso de perder a un hijo.

Freidy no quería venir al cole porque él era feliz en su casa, lo tenía clarísimo, aún así,  su espectacular sonrisa y a veces carcajadas, las ofrecía cuando y a quién quería, a su madre siempre.

En ocasiones, estaba mucho tiempo en Enfermería, múltiples cuidados, pero también asistía a clase con sus compañeros y a los servicios especializados.

Dania, un inmenso abrazo de todos los que le hemos cuidado y querido, muchos se estarán enterando por estas letras, pequeño homenaje que suelo hacer a los niños que nos dejan.

Has sido una gran cuidadora y él ha tenido siempre mucho amor y cuidados por vuestra parte, sin dudarlo. Ahora tienes que cuidarte tú y mucho, cuenta con nuestro cariño siempre.

El segundo, también ha fallecido el día 16 de Julio, con 12 años y estaba con nosotros desde el año 2010.

En este caso he hablado con su padre, Miguel, que gracias a sus creencias religiosas, disculpa no recuerdo que culto es, se encuentra fuerte, no así su madre a la que deseamos una pronta recuperación, vuestros otros 6 hijos os necesitan mucho y son preciosos.

Nuestro Nano, estaba muy malito como me decía su padre, que al mismo tiempo no quería creerlo. Ha tenido la gran suerte de tener una amplia familia que ha hecho todo por él y también ha sido feliz por ello.

Con Miguel padre, una de las veces que le llamamos porque  el chavalillo estaba regulín y había que llevarle al hospital, mientras venía la ambulancia mantuvimos una conversación simpatiquísima que siempre recordaremos y me decía hace un rato que quería pasar en septiembre por el cole para dar las gracias a todos los profesores y los profesionales que le hemos cuidado y querido.

Imposible no querer a nuestros niños y a sus familias, lo merecen, se hacen querer y nos dan tanto...

Dentro de pocos días veremos las lágrimas de San Lorenzo, en Madrid se llaman así y creo que en el resto de España, en otras partes son lluvias de estrellas las Perseidas y veremos, si estamos en sitios sin luz, muchas estrellas "caer" junto alguna lágrima nuestra recordando a todos los ángeles y astros del CPEE María Soriano que son unos verdaderos héroes.

Dania y Miguel, con vuestro permiso, he escrito este pequeño texto y os hago extensivo el dolor de toda la Comunidad Educativa del Centro por vuestras pérdidas y el abrazo de todos los que hemos tenido la suerte de conoceros y quereros.

Ellos están arriba brillando y acompañándonos.





domingo, 16 de julio de 2017

Consumo Cero de Alcohol en Menores







Mañana de domingo veraniega, promete calor, estamos en verano.

Ojeo algunos periódicos por aquí, con un café, tranquilidad..

Recibo un estupendo artículo de un colega de encuentros alrededor de una buena mesa, mantel y viandas, junto con otros de su gremio, periodistas, escritores, pintores con los que cuando puedo me encanta estar porque aprendo y me divierto. (ojito la de cosas que me entero jajaj).


Le contesto que me parece un buen artículo y que hace apenas un mes la CEAPA pidió colaboración a la Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos (AMECE) para grabar un vídeo: Consumo Cero de Alcohol en Menores.

La enfermera escolar que aparece en la grabación, es Amparo Ruiz, una de las estupendas vocales del grupo de Comunicación de la Junta Directiva de AMECE.




Mucho que decir, pero después de leer y ver…que cada uno saque sus propias conclusiones. 



martes, 11 de julio de 2017

EN TIERRA DE NADIE



Reflexiones sobre un colectivo enfermero minoritario y olvidado.

Estoy de “vacaciones vigiladas”, lo que vengo yo a definir como que no tengo que ir al colegio, pero sí mil cosas pendientes y entre paseos y piscina, todavía no puedo desconectar y dejar la mente en blanco, rosa o azul. Nunca he logrado tener la mente en blanco, siempre multicolor, lo consultaré.

En estos primeros días de Julio es cuando percibo el cansancio extremo que tengo después del curso escolar.

Ya de por sí, el glorioso CPEE María Soriano es complejo y dada la edad cronológica que voy teniendo me gustan las cosas sencillas, muy básicas y además ser presidenta de una pequeña Asociación Científica (AMECE) ocupa muchas horas de esos días tan cortos que van trascurriendo y a qué velocidad.

Y llega el momento de la Evaluación de vida, hago dos al cabo del año, ahora y a final de año.

Y repaso los 10 meses del  calendario escolar y entiendo el agotamiento y siempre me replanteo: ¿Merece la pena tanto esfuerzo, afán y sacrificio?

Durante este proceso evaluativo, oigo dos voces en mi interior y en ocasiones tres, la de la razón y la del corazón, que no siempre van de la mano, debaten, se enfadan, cuando una se desanima la otra en ocasiones la deja y se lo permite, pero el corazón siempre está ahí y tira y tira, hasta que aparece una tercera en discordia: la  locura necesaria para sobrevivir y de momento a pesar de lo que en Calidad se llaman debilidades son superadas por las fortalezas, las tres en una cuerda fina y floja haciendo malabarismos.



Estuve dos meses de baja en el primer trimestre por, un dolor de cuello invalidante y muy doloroso y como estaba bastante drogada, dormía mucho y me aficioné a ver series tipo mentes criminales, caso abierto… por eso de el asesinato perfecto, aunque siempre los cogen en la peli  y toda la investigación en el laboratorio con una minúscula fibra de una alfombra de 30 años antes. Fabuloso, entre la ficción y la realidad, el diclofenaco y el diazepan.

Me descontaron una parte importante de mi escaso salario (no hice trampas a pesar de que el dolor comenzó en el trabajo), porque me paga la Consejería de Educación una cantidad por la que aún todos los años me devuelven en la declaración de la renta (y no te quejes, !pues sí me quejo! de que por dar patadas a un balón, por ejemplo, se cobren cantidades de escándalo y los que hemos estudiado, seguimos haciéndolo y tenemos una responsabilidad importante, no se nos valore ná de ná).

Por tanto, de esa lista de cosas pendientes que iba dejando para hacer en estos días he metido el tijeretazo y he logrado dormir con más tranquilidad, empezar a preparar la maleta, en unos días me voy a Basilea  y sin tecnología, solo fotos y más fotos y una buenas botas que en mis tiempos jóvenes se llamaban chirucas. 

De paso ya, voy a ver mis saldos en las cuentas bancarias B, C y D, a mí no me han pillado como a tantos otros que nos han robado dinero público a manos llenas y los que faltan por salir a la luz. Lo mío es muy legal, herencia tras herencia y tiro porque me toca.


Pues voy terminando estas reflexiones que puse en el título y que para variar me he dispersado dejando que mis dedos teclearan algo libres, me centro brevemente en las Enfermeras Escolares, como no podía ser de otra manera, es  de lo único que sé y no todo, pero casi (aquí pondría un emoticono de guiño).



Conclusiones:

Sí, merece la pena trabajar en lo que te gusta, a pesar del mísero sueldo, estar en “tierra de nadie” el ámbito educativo donde alguna normativa dice que somos personal de apoyo… y un convenio laboral obsoleto que no define nada de lo que tenemos que hacer y hacemos y aguantar chorradas generalizadas.

Por eso, desde la Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos (AMECE), con nuestros aciertos y nuestros no aciertos, desde la experiencia y el trabajo continuo con múltiples obstáculos ( ya os vale) y sin apoyos públicos ni privados, seguimos avanzando y sembrando. 

Los frutos nos los quitan del árbol incluso sin madurar, no voy a describir quién o quiénes aunque estén controlados, la cosecha, que no deja de tener como objetivo que haya Enfermeras en todos los colegios de España, la recogeremos y probablemente como Especialidad Enfermera.

Me gusta leer y mucho y durante todo el año, pero en vacaciones lo disfruto más y me da tiempo a guardar alguna frase que deja huella por distintos motivos. Con una de ella cierro hoy y continuaremos, espero que sin que se me borre la sonrisa y el sentido del humor que casi pierdo en el último trimestre y por lo que rápidamente acudieron la locura y el corazón y nos dimos un gran abrazo.

“Sobreentendemos que los demás saben cuánto los amamos. Pero no es así, no lo saben y necesitan escucharlo”

¿Soy bueno? ¿Soy malo? ¿Tengo cuernos y un rabo? ¿Tengo alas?. Creo que soy todo eso y más. Las personas somos plastilina, moldeable, manipulable. Somos una bala o un beso”

De la Lengua de los Secretos. Martín Abrisketa.


Libro que me regaló mi nieto en navidades


domingo, 9 de julio de 2017

2ª EDICIÓN CURSO DE EXPERTO EN ENFERMERÍA ESCOLAR




Está abierto  el plazo de preinscripción para realizar el Curso de Experto de Enfermería Escolar (segunda edición), para el curso 2017- 2018.


Organizado por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos (AMECE).


La especificidad: 1 mes de prácticas en colegios con enfermeras,  profesorado universitario y enfermeras escolares que desde la experiencia aportan la realidad del trabajo enfermero en el ámbito educativo. 

Más información en UAM y AMECE  (pincha y accedes a toda la información).

Enfermería Escolar avanzando hacia la especialidad.

jueves, 6 de julio de 2017

ENTREVISTA EN LA REVISTA DEL COLEXIO OFICIAL DE ENFERMERÍA DE A CORUÑA.








La Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos (AMECE), agradece al Colexio Oficial de Enfermería de A Coruña, la publicación de la entrevista que realizó a la presidenta de AMECE hace unas semanas.


“ES IMPRESCINDIBLE QUE HAYA ENFERMERAS EN TODOS LOS COLEGIOS, DADO QUE, ADEMÁS DE PRESTAR ASISTENCIA SANITARIA, PUEDEN INTERVENIR CON LOS PROGRAMAS DE EDUCACIÓN PARA LA SALUD DESDE LA INFANCIA”.

“LOS NIÑOS CON ENFERMEDADES CRÓNICAS EN CENTROS SIN ENFERMERA ESCOLAR NO RECIBEN EN SU CENTRO EDUCATIVO LOS CUIDADOS NECESARIOS, AUMENTANDO EL ABSENTISMO ESCOLAR Y EL SENTIMIENTO DE ESTAR EN CLARA DESVENTAJA FRENTE AL RESTO DE SUS COMPAÑEROS”.

“LAS ENFERMEDADES CRÓNICAS INCIDEN SOBRE LOS ASPECTOS EMOCIONALES DE LOS ESCOLARES Y DE SUS FAMILIARES”.

“PROBABLEMENTE EN UNOS AÑOS, LA ENFERMERÍA ESCOLAR SEA UNA ESPECIALIDAD ENFERMERA Y LO HABITUAL SERÁ QUE EN LOS CENTROS EDUCATIVOS Y EN FUNCIÓN DEL NÚMERO DE ALUMNOS HAYA PROFESIONALES DE ENFERMERÍA EN TODOS”



Esperamos que la enfermería escolar sea una realidad en la Comunidad Gallega y en todo el territorio Nacional, como así nos consta por distintos colectivos familiares y profesionales que están reclamando y reivindicando este necesario perfil profesional.


sábado, 1 de julio de 2017

JUBILACIÓN DE LA JEFE DE ESTUDIOS DE RESIDENCIA

BENIDORM OF COURSE....


Este escrito de opinión personal, probablemente, sea uno de los que más me cuesta escribir, son muchas sensaciones y emociones ambivalentes durante 37 años compartidos en el CPEE María Soriano con la J.E. Residencia.


Elena se jubila oficialmente el 31 de Agosto 2017,  pero ya se ha hecho la fiesta institucional el pasado día 22 de Junio por la tarde en el colegio.

Y ayer nos invitó a comer a sus colegas del equipo directivo, a la gobernadora y a mí y vayan por delante las gracias, porque de bien nacidos es ser agradecidos, fue una comida a la que me incorporé tarde por motivos de agenda y atascos, pero de la que creo que disfrutamos y lo más importante, creo que ella lo pasó estupendamente.





Para poder escribir desde el corazón como a mí me gusta, sazonando el post con gotas de razón e historia, primero tengo que perdonarme a mí misma porque siempre pude haber mejorado nuestra relación profesional y posteriormente perdonarla a ella, así podré seguir tecleando desde la paz necesaria para este pequeño y particular homenaje a una compañera que no es “un trozo de ojos con huesos” y con la que además de compartir momentos complicados y discrepar profesionalmente en bastantes ocasiones, la vida nos ha ido dando varapalos personales importantes a ambas y al final nos vamos a ir como hemos llegado, desnudos, solos y a saber dónde.

Empezó a trabajar unos meses antes que yo en el glorioso INRI de Educadora y por hacer un resumen ágil y sin especificar algunos elementos que aquí sobran, termina su carrera profesional como Jefe de Estudios de Residencia, de las pocas que creo que hay en España, mira en eso coincidimos, solo que yo soy la única Supervisora de Enfermería en Educación.



Tenemos hijas de edad similar, las primeras de ambas son casi de la misma quinta y ella tuvo, con Jesús, que también estaba ayer, otra hija más, yo me planté.

Como las dos tenemos un carácter vehemente es evidente que hemos chocado en muchas ocasiones y he de reconocer que la fuerza de los números (50 profesionales a su cargo frente 18 de Enfermería) y la LEY, pues ya sabéis el final y cuando acepté esta sencilla fórmula matemática, que no me resigné, fue algo más fácil, aunque esto algunas personas de mi departamento no lo compartían, estar en todo momento discutiendo lo que al final ya sabes el resultado no es de recibo y me vuelvo a perdonar por no haber tenido una inteligencia emocional más emocionante.

Por cierto, aclaro que discutíamos para mejorar muchas cosas en este singular Colegio, síntoma que de que a ninguna nos dejaba indiferente, conseguir que los alumnos y sus familias estuvieran lo mejor posible y que también hemos llegado a muchos acuerdos, como es lógico.

CASI ME AHOGA...



Ayer recordábamos algunas anécdotas, chascarrillos y de verdad Elena que te deseo lo mejor en la nueva etapa de vida que empiezas y que en el fondo y la superficie, me da una envidia no sana enorme.

Muchísimos alumnos residentes han pasado en 37 años y desde hace 30 que eran tu responsabilidad directa, en líneas generales la Residencia es un espacio acogedor a pesar de lo mal que la “construyeron” en el nuevo edificio y has conseguido muchas cosas a tu manera y con grandes aliados y de nuevo toca darte las gracias y felicitarte.





Bueno querida ya amiga y excompañera, estos últimos días nos consta que han sido de intensas emociones para ti, quédate con todas y disfruta de todo lo que ahora ya libremente puedes hacer o no hacer.

Claro que te echaré de menos, lo justito ( jajaja), más la nueva J.E. Residencia que ya conocemos, seguro que con todos los protocolos y procedimientos que le vas a traspasar, va a iniciar una etapa diferente que solo el tiempo y seguramente otra persona y dentro de otros 30 años le den sus merecidos honores.

"Aprovechando que te retiras, y pasas a tener todo el tiempo del mundo, hemos decidido regalarte un reloj. ¡Feliz jubilación!"

Y un bolso de Loewe, un pañuelo de ni idea, pero pijo seguro, y muchas cosas más.

Tu nos ha regalado tus sonrisas y lágrimas y de verdad, que muchas cosas buenas, personalmente te aprecio y seguramente lo sabes y sabe todo el mundo.